lunes, 11 de marzo de 2013

EL RETORNO AL PARAÍSO PERDIDO



Inmersos como estamos en una época de tremenda convulsión: terrorismo y guerra a escala mundial, degradación medioambiental, crisis de pareja, inversión de valores rectores de la actitud humana, etc., parece que la única salida válida sea la de embarcarse en un viaje de retorno a aquel paraíso perdido que reside en las profundidades de todo ser humano.



"El Retorno al Paraíso Perdido" es un libro sin precedentes en España. Más común en países como Estados Unidos, verbigracia, presenta una colección engarzada y concatenada de ensayos y artículos que analizan y describen, aplicando la hermenéutica desarrollada por el psiquiatra suizo C. G. Jung, buena parte de los problemas que más afectan al colectivo de ésta, nuestra época.


Se estudian, profundizan y revisan clásicos conceptos junguianos como “Arquetipo”, “Sombra”, “Anima/Animus” o “Si-Mismo”, a la luz de los nuevos desarrollos post-junguianos en psicología profunda y los novedosos descubrimientos aportados por la Psicología Transpersonal, la Física Moderna o la Ecología, entre otras disciplinas.


"El Retorno al Paraíso Perdido" es, también, una explicación de la emergencia de lo Femenino en el nuevo Eón que está naciendo; sus causas, sus efectos, así como el propósito que persigue la constelación (actualización y preparación para la emergencia plena en la consciencia) de este arquetipo para la realización del ser humano. Claro que, cuando lo Femenino anega la vida toda y la oscuridad de la indistinción y el Caos preside el ámbito de la conciencia, un arquetipo parece irrumpir desde lo más profundo de lo inconsciente colectivo: el Andrógino como símbolo de la unión de los opuestos o hierogamia divina. De ahí que, este libro, dedique una de las cuatro partes en las que se divide a estudiar, analizar y profundizar las manifestaciones y efectos de este poderoso atractor.


"El Retorno al Paraíso Perdido" es, en fin, una invitación cartografiada a emprender aquel viaje que, desde tiempos inmemoriales, ha presidido toda renovación cultural: la individuación o autorrealización.